Prepárate para entretener: Cómo limpiar la vajilla de plata

¿Tu vajilla de plata brilla y resplandece?

Puede pensar que su lavavajillas hace un buen trabajo limpiando su platería, pero piénselo de nuevo. Si mira de cerca, puede que encuentre que su platería está manchada, como resultado del uso excesivo y las malas técnicas de lavado. Tal vez haya manchas indecorosas en sus cucharas o se haya empezado a formar óxido en sus tenedores. Sea lo que sea, su platería necesita un buen pulido. No vayas a una fiesta importante de la casa sin limpiar a fondo tus cubiertos.

O tal vez guardas tus lujosos cubiertos en tu armario para ocasiones especiales. Lo más probable es que tu plata especial también esté empañada. Han estado en tu armario demasiado tiempo y ya no se ven como el brillante espectáculo que una vez fueron. Por supuesto, puedes salir y comprar pulidor de plata, pero estos productos suelen contener químicos fuertes que podrían dañar el medio ambiente. Si tienes un pulgar verde, o si estás buscando un remedio casero, puede que esta no sea la opción para ti.

Entonces, ¿cómo se limpia la plata? Por suerte, hay algunos artículos domésticos probados que pueden devolverle a la platería su antiguo brillo en cuestión de minutos. Sigue leyendo para saber cómo pulir la plata de manera efectiva.

1. Usar una mezcla de papel de aluminio

Esta receta probada y verdadera funciona como magia. Primero, encuentra un molde de aluminio o un plato para hornear y cúbrelo con papel de aluminio. Luego, coloca los cubiertos en el molde y aplica una cucharada de bicarbonato de sodio sobre todo.

Vierta una taza de agua hirviendo sobre los cubiertos o añada lo suficiente para sumergir completamente los cubiertos empañados. Todo lo que tienes que hacer es dejarlo por 3 minutos y ver con asombro como el deslustre se transfiere mágicamente al papel de aluminio de los cubiertos. Aquí hay un consejo especial: puedes usar este método para limpiar tu joyería también.

2. Mezclar bicarbonato de sodio y agua

Este enfoque práctico ayudará a deshacerse incluso de las manchas más molestas. Sólo hay que combinar bicarbonato de sodio y agua para crear una sustancia pastosa. Frota tu plata deslustrada con la mezcla y te frotarás cada mancha.

3. Frotar con pasta de dientes orgánica

Todo lo que tienes que hacer es apretar una pequeña cantidad de pasta de dientes en un paño o trapo y frotarla en las imperfecciones de los plateados. Después de enjuagar la pasta de dientes, podrás ver cómo brilla la plata.

4. Remojar en jugo de limón

Si no tienes acceso a bicarbonato de sodio pero aún así quieres una limpieza profunda para tus cubiertos, esta receta de jugo de limón es para ti. Remoje su plata deslucida en una mezcla de ½ taza de agua, ½ taza de leche instantánea seca y 1 cucharada de jugo de limón. Te despertarás por la mañana con tus cubiertos brillando más que nunca.

¿Cómo pulir la plata?

Después de asegurarse de que su plata está impecable en preparación para un gran evento, es hora de pulirla correctamente. Enjuague los cubiertos y séquelos bien. Luego pula con un paño suave y pula con un trapo. Sus cubiertos brillarán como nunca antes. Ahora, todo lo que tienes que hacer es poner tus hermosos cubiertos en la mesa y relajarte. ¡Sus invitados apreciarán el esfuerzo que se hizo para limpiar los cubiertos!

¿Cómo mantenerlo brillante?

Ahora que sabes cómo limpiar la plata, el siguiente paso es asegurarte de que tu hermosa platería se mantenga brillante. Cuando la fiesta de la casa esté completa, asegúrese de guardar la plata brillante en bolsas sin laca o envuélvala en papel de seda sin ácido. Guarde su plata en una bolsa de almacenamiento con cierre resellable.

Hagas lo que hagas, asegúrate de evitar tocar la plata con el caucho, ya que el caucho corroe la plata y la empaña. Un pequeño esfuerzo extra de su parte después de la gran ocasión le evitará tener que limpiar su platería la próxima vez que la saque.

Ahí lo tienes. La limpieza de la platería no tiene que ser dura o cara. Sólo unos pocos artículos de la casa pueden restaurar un nuevo brillo a su vieja y deslucida platería. Impresionar a tus invitados nunca ha sido tan fácil. ¡Gracias por leer!

Deja un comentario